Cómo conseguir una cocina colorida con estilo

¿Amas el color pero no encuentras la forma de conseguir una cocina colorida y con estilo? ¿Te da miedo que resulte demasiado estridente?. Te contamos algunos secretos para conseguir una cocina con estilo.

Los colores neutros y, sobre todo los colores claros, están de moda. La mayoría de las tendencias de decoración de interiorismo surgen alrededor de conceptos sobrios, limpios y claros. Pero, ¿qué pasa si eliges el color como nota discordante para tu cocina?. El color está de moda y puede resultar tan elegante y moderno como los colores claros, simplemente hay que combinarlos bien.

Si te va el color y quieres conseguir un espacio alegre y divertido en la cocina, coge papel y lápiz; Alcasa te propone algunos consejos:

Cambio radical:

1. Muebles: Si estás pensando en cambiar los muebles de la cocina, olvídate de los tonos blancos, descarta el mobiliario rústico o los muebles muy ornamentados. Buscaremos muebles de líneas suaves, rectas y con poco artificio. Necesitamos que el color sea el protagonista.
En este caso, puedes jugar a combinar varios colores (cálidos con neutros) o buscar un espacio monocromático, usando muebles del mismo color para toda la estancia. En ambos casos, intenta que los acabados sean lacados o bien mates (sin texturas u adornos), intenta aprovechar la luz natural y piensa como iluminar toda la cocina con luces blancas.
Si tu mobiliario de cocina destaca por su colorido, busca algo de sobriedad en las paredes con pinturas, papeles o baldosas claras. No descuides el suelo, que preferiblemente ha de ser claro también.

2. Paredes y suelos: si vas a conservar todos o parte de los muebles, al igual que os lo aconsejamos para los baños en el post “9 pasos para un cuarto de baño primaveral“, trata de utilizar colores alegres. Puedes combinar varios colores distribuidos en diferentes paños de la pared, combinar azulejos, papel de pared y pintura, decorar las paredes con vinilos o cuadros muy llamativos… Las posibilidades son infinitas. En cuanto al suelo, si tu mobiliario es clásico o muy sobrio puedes permitirte poner un suelo llamativo con varios colores o elegir uno potente (rojo, negro, baldosas con texturas o dibujos…)

Toques de color:

3. Mesas y sillas: Si necesitas renovar tu mesa o las sillas, haz lo mismo que con el resto de muebles. Elige los colores que más te gusten y que contrasten con el resto de elementos. Una de las tendencias que más se lleva actualmente es poner sillas diferentes entre ellas, tanto en color como en forma o materiales.

4. Menaje y utensilios: utiliza utensilios como trapos, borlas, cortinas, estores, manteles… para dar un toque de color a la estancia. Juega y combina, además podrás cambiar el aspecto de tu cocina cuando quieras. Nuestro consejo: recicla manteles antiguos y elementos vintage y altérnalos con otros más modernos. Le dará mucha personalidad a tu cocina.
En cuanto a todos los utensilios que tienes a la vista, botes, sartenes, ollas, cazos, tiradores de los muebles, mangos… sustitúyelos por otros de colores, con un poco de suerte tu cocina cambiará gracias a pequeños detalles.

5. Vajilla: huye del cristal transparente y de los blancos. Renueva las tazas, platos y vasos y haz que sea cada uno de un color distinto. Combina diferentes materiales, incluso estilos. Nuestro truco: recupera antiguas vajillas que combinen entre si, haz una estantería que quede a la vista y donde puedas apilarla. Si consigues una buena combinación destacará más de lo que piensas.

6. Decoración viva y alimentos: utiliza pequeños jarrones, o incluso elementos de la vajilla para poner alguna planta o flor, siempre da mucha vida (puedes plantar especies y aprovechar las plantas para cocinar).
Los alimentos también pueden ayudarte a dar un punto de color a la cocina. Por ejemplo, utiliza botes trasparentes para las legumbres o especias y deja que se vean. Las frutas y verduras, también son un elemento perfecto para decorar y dar color. Si son naturales mejor, pero existen frutas y flores artificiales muy bonitas que darán a tu cocina mucha vida.

Y tú, ¿qué utilizas para que tu cocina esté llena de color?. Cuéntanos cuáles son tus ideas.

10 pasos para tener un baño impecable

¿Observas que por más que limpias el baño nunca termina de quedar como quieres? Probablemente limpies algunas zonas de forma incorrecta.

En Alcasa hemos recopilado algunos de los trucos que utilizamos para que nuestros baños estén siempre limpios y relucientes.

1. Si eres un poco desordenado, lo primero que tienes que hacer es ver qué objetos ajenos al baño están ocupando espacio y estorbando. Lo más importante que debes hacer es sacarlos todos.

2. En segundo lugar, quita las alfombras y todos los recipientes y demás objetos que tengas sobre los muebles o sobre el lavabo. De esta forma, sin nada en medio, harás el trabajo mucho más rápido.

3. Una vez desalojado el baño, lo primero que tienes que hacer es fregar los azulejos, las ventanas y el techo. Si observas que hay moho, límpialo con agua y lejía con la ayuda de un estropajo o una bayeta. Esto es lo primero que se debe hacer para así evitar que la suciedad caiga sobre el resto de elementos ya limpios.

4. Posteriormente, limpia el interior del inodoro. Echa lejía o cualquier otro desinfectante sobre él, y con ayuda de la escobilla limpia bien todo su fondo.

5. Para la ducha o bañera, echa sobre sus paredes, grifos y cabeza de la ducha el producto de limpieza con el que mejor trabajes y déjalo reposar durante 2-3 minutos. Transcurrido este tiempo, friégalo bien con un estropajo, posteriormente, enjuágalo bien con agua muy caliente y sécalo todo con una toalla, así evitarás que queden marcas. Si quieres que el grifo quede con más brillo, en vez de secarlo con una toalla normal, hazlo con papel. Para la mampara, lo ideal es mezclar vinagre con bicarbonato sódico, echarlo y dejarlo reposar durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo, acláralo con una esponja húmeda.

6. Limpia el lavabo y el mueble que lo rodea. Deshazte de los restos de cal, jabón y pasta de dientes con un estropajo. Si hay rastro de suciedad en lugares poco accesibles, utiliza un cepillo de dientes, te permitirá llegar a loas zonas más escondidas.

7. Para los muebles, simplemente límpialos con un estropajo con agua templada y jabón y, posteriormente, acláralo con una bayeta.

8. Para la parte externa del inodoro, haz igual que con el lavabo, pero recuerda que es recomendable utilizar otro estropajo para así evitar que los gérmenes vayan de un lugar a otro.

9. Los espejos, los grandes odiados por muchas personas. Mezcla agua tibia con vinagre y frota con papel de periódico. Una vez haya quedado limpio, coge otra hoja de periódico seca y vuelve a pasarla hasta que se elimine toda la humedad.

10. Por último queda el suelo del baño. Es la parte más rápida y sencilla. Bárrelo para recoger pelos, papeles o lo que pueda haber caído durante la limpieza. Una vez limpio, pasa la fregona con agua caliente, jabón y lejía. Acláralo y tu baño estará listo.

Esperamos que nuestros consejos os sirvan de ayuda. Pero queremos conocer vuestros “trucos caseros” para tener un baño perfecto, ¿cuáles son vuestros favoritos?


Menaje y utensilios para una cocina perfecta

¿Acabas de inaugurar tu cocina? Coge papel y lápiz, seguro que te falta alguno de estos utensilios básicos para todo cocinero.

Hace pocas semanas os contamos cuáles eran los 11 elementos que no pueden faltar en una cocina, y hoy profundizamos en los objetos de menaje y utensilios más necesarios en las cocinas de todos los hogares. Nuestro consejo: elige funcionalidad pero también diseño. El menaje y los utensilios pueden dar mucha personalidad a tu cocina. Combina los colores, formas y estilos, los pequeños detalles marcarán la diferencia.

Menaje básico de cocina:

Sartén: parece sencillo comprar una sartén, pero no es así, ya que depende del uso que vayamos a dar, las necesitamos de un material u otro:

  • Aluminio forjado: llevan un recubrimiento antiadherente, conocido como Teflón, además se pueden utilizar en cualquier tipo de cocina y se pueden lavar en el lavavajillas.
  • Titanio: son las mejores por su alta capacidad antiadherente, son las más duraderas y las que mejor distribuyen el calor. Su principal inconveniente es su elevado precio.
  • Cerámica: se caracterizan por no llevar teflón, por lo que son menos tóxicas para la salud. Los principales problemas que presentan es que no reparten el calor de forma equitativa y que enseguida pierden su capacidad antiadherente, por lo que se suelen pegar los alimentos.
  • Hierro fundido: presentan un fuerte poder antiadherente, además su material es bueno para la salud, ya que aporta hierro dietético a los alimentos. Además son aptas para cualquier superficie.
  • Acero inoxidable: sus principales ventajas son que son bastante fáciles de limpiar y muy duraderas, tampoco llevan teflón. Los inconvenientes son que el acero inoxidable no conduce bien el calor, por lo que para evitar que los alimentos se peguen tendrás que estar un rato precalentándola. A pesar de que suelen tener un precio elevado, si las cuidas bien te durarán toda la vida.

Cazos y cazuelas: los encontramos de infinitos tamaños, dependiendo de para qué los necesitemos. Con ellos cocinaremos de forma lenta nuestros alimentos. Los materiales más utilizados son el barro, el hierro colado vitrificado, el acero inoxidable y el cobre.

Olla a presión: sin duda son la mejor opción para cocinar grandes platos en apenas unos minutos. Suelen estar hechas de acero inoxidable. Es muy importante fijarse en el material del que está hecho la base de la olla, ya que debe ser termodifusor, para que así se transmita el calor de forma rápida por toda la olla.

Para cocinar, necesitamos la ayuda de una serie de utensiliosAlgunos de los más utilizados son:

Para triturar y cortar:

  • Batidora: imprescindible para hacer cremas, purés y salsas.
  • Pasapuré: similar a la batidora pero suele ser manual, no llega a triturar del todo los alimentos. Es muy común pasar por él la comida de los niños pequeños para que se vayan acostumbrando a comer más sólido.
  • Batidor de varillas: puede ser manual o eléctrico, y de metal o de plástico. Empleado sobre todo para batir huevos y hacer salsas o montar alimentos.
  • Exprimidor: muy útil para elaborar zumos, especialmente de limón y de naranja.
  • Mortero: los más comunes suelen ser de madera, y nos permiten machar de forma rápida y sencilla los ajos, las semillas, especias, etc.
  • Tabla de cortar: gracias a ella evitarás dañar la mesa o la encimera al cortar los alimentos.
  • Cuchillos: para deshuesar, picar, de sierra, jamonero, etc.
  • Tijeras: las utilizamos para todo, pero especialmente para limpiar algunos alimentos como puede ser el pescado.
  • Cortapizza: ideal para cortar las raciones de pizza, se trabaja mejor que con un cuchillo normal.
  • Pelador: perfecto para pelar las frutas y las hortalizas de forma rápida y sencilla.
  • Rallador: utilizado sobre todo para picar, de forma muy fina, frutas, verduras, queso, pan, etc.

Para coger y servir los alimentos:

  • Cucharones y cazos soperos: empleados para servir tanto los alimentos propiamente dichos, como los caldos y las salsas.
  • Espumadera: suelen ser de metal o de plástico. Se recomiendan sobre todo las últimas para evitar que se rayen las sartenes. Indispensable para escurrir los alimentos al sacarlos de la cazuela o de la sartén.
  • Espátula: al igual que las anteriores, pueden ser de diversos materiales y se utilizan sobre todo para elevar o dar la vuelta a los alimentos en la sartén.
  • Pinzas: también pueden ser de metal, plástico, etc., son perfectas para sacar cosas de la sartén sin quemarnos.
  • Utensilios de madera para remover, servir, etc.

Algunos recipientes, también, muy utilizados son:

  • Boles y cuencos: los utilizamos para batir, mezclar y almacenar cualquier alimento.
  • Fuentes: existen algunas especiales para ser utilizadas en el horno y en ellas asar y gratinar.
  • Tupper: recipientes herméticos en donde almacenamos la comida para guardarla tanto en el frigorífico como en el congelador, o transportarla.

Otros utensilios de los que podemos hablar son el colador, embudo, escurridor, abrelatas, sacacorchos, cascanueces, etc. ¿Echas en falta alguno? ¡En Alcasa, estamos encantados de saber qué elementos son imprescindibles en tu cocina!

9 tips para un cuarto de baño primaveral

La primavera es una época del año que se identifica con la alegría y los colores, y esto se puede traducir a la decoración de nuestro hogar. Una de las habitaciones con la que más podemos jugar en este sentido es el cuarto de baño. Son muchos los complementos que podemos utilizar para revitalizarlo y alegrar el ambiente.

Pero, ¿cómo hacerlo? Sigue estos consejos para darle a tu baño un aspecto más primaveral.

Si tienes pensado cambiar el lavabo, es el momento idóneo para que coloques uno de cristal templado. Recuerda sus características en nuestro post “Ideas para lavabos y baños de diseño“. Aprovecha y pon uno de algún color vivo, esto aportará muchísima luminosidad al baño.

En el caso de los muebles del baño, ya os hablamos de los distintos materiales y acabados. Es importante que sean de colores claros o si no muy llamativos, nunca oscuros. Además, puedes optar por acabados con distintas texturas, en este caso pueden ser con motivos florales. Le dará un toque mucho más alegre al baño durante todos los meses del año.

mueble-textura-flores

Si tienes por ejemplo una ducha o una bañera con una mampara lisa, puede ser muy buena opción colocar vinilos. Son doblemente prácticos, ya que harán la función de taparte mientras te duchas, a la vez que decoran un montón el baño. Los puedes cambiar siempre que quieras, según la estación del año en que nos encontremos o el motivo que más te guste.

Mampara-flores

Para la pared, siempre es muy buena opción colocar alguna cenefa adhesiva, bien sea de algún color vivo, la combinación de varios de ellos o algún estampado llamativo. Existen de muchísimos tipos y si por ejemplo tienes azulejos blancos lisos, quedarán muy bien hacia el centro de la pared. También pueden ser utilizadas para tapar imperfecciones o si no te gusta el diseño de los azulejos de tu baño.

cenefa adhesiva

Las toallas tienen un papel muy importante. Con ellas sí que puedes jugar con absolutamente todos los colores. Opta por poner todas de colores muy vivos y diferentes. El baño quedará mucho más juvenil y primaveral.

toallas-colores

En relación con las toallas, también es fundamental la alfombra. Es hora de cambiarla, así que pon alguna con formas divertidas, por ejemplo en forma de alguna flor, o si no con algún estampado multicolor.

Algo que también aporta muchísima personalidad a un cuarto de baño, son los cuadros. Probablemente sean el objeto que más dice de cada uno de nosotros. Cámbialos a lo largo del año, y en estas fechas aprovecha para poner alguno colorido o con motivos florales.

Siguiendo en la línea de la decoración, ¿no crees que el baño sería mucho más bonito con un jarrón pequeño con alguna flor?. ¡Claro que sí!. Busca las flores que más te gusten, basta con que pongas sólo una y le dará mucha más vida al baño.

jarron

Otra de las cosas que también llama la atención y cuyo precio es reducido, es el dispensador de jabón o el recipiente de los cepillos de dientes. Cámbialo, y opta por diseños con formas divertidas o colores y dibujos atrevidos.

dispensador-jabon

¿Qué haces tú para darle a tu baño ese ‘toque primaveral’?

7 tips para amueblar una cocina grande

Siempre se habla de cómo decorar espacios pequeños, pero y los grandes… Descubre cómo aprovechar una gran cocina al máximo.

Quien tiene una cocina grande, tiene un tesoro. La cocina es uno de los lugares más transitados del hogar, por lo que cuanto más espacio tengamos para trabajar, desplazarnos y estar en ella, mejor. Por ello, es importante que a través de la decoración y el reparto de espacio consigamos una estancia agradable, bonita y práctica.

Si lo que buscas es la comodidad, desde Alcasa os damos unos consejos sobre cómo decorar una cocina de grandes dimensiones:

El color de las paredes: si tienes una cocina grande, no tendrás que estar pensando en qué color hará que parezca más amplia, ya que nos ofrece muchas más posibilidades. Siempre hay que dar cabida al clásico blanco, pero si quieres modernizarla un poco, apuesta por los colores vivos y llamativos, tales como el rojo, naranja, fucsia, verde, etc., También en términos de decoración, se lleva utilizar colores fuertes como grises o marrones oscuros para provocar contrastes. Otra de las tendencias más utilizadas es, combinar colores sólidos con papeles estampados o incluso vinilos sobre alguna de las paredes.

Para la encimera y los muebles, tendrán que ir en concordancia con los colores de la pared. Si por ejemplo, dejas la pared blanca, entonces cualquier color puede combinar bien, ahora es tendencia incluso una cocina blanca completamente. En cambio, si eliges un color vivo en la pared, haz que los muebles contrasten, por ejemplo utiliza blancos o negros, u otros colores que combinen bien. Si te decantas por una pared oscura, entonces la mejor opción serán los muebles de colores vivos, a no ser que quieras una cocina seria.
Para la encimera, puedes optar por dejarla del mismo color que los muebles, que contraste con ello, el mismo color que la pared, distintos estampados y acabados, etc., es lo que más juego puede darnos.

Coloca una isla: si tienes el espacio suficiente, no puedes negarte a ello. Modernizará tu cocina y además la hará mucho más práctica. Para que sea muy útil, coloca el fregadero o la placa de cocción sobre ella.

Apuesta por muebles grandes y cómodos, de tal forma que puedas acceder fácilmente a todos los utensilios, la vajilla y los alimentos, sin tener que estar buscando huecos donde meter las cosas ni tener los armarios llenos de alimentos u objetos guardados a presión.

Coloca una mesa grande, lo suficiente para que por lo menos tengáis espacio los miembros del hogar sin necesidad de extenderla cada vez que vayáis a comer. Olvidaos de las mesas y sillas plegables, ya que son mucho más incómodas por el hecho de tener que abrirlas y volver a guardarlas continuamente.

No te prives de ningún electrodoméstico: horno, microondas, lavavajillas, lavadora, placa de cocción, campana extractora. Si tienes suficiente espacio, no tendrás que preocuparte por prescindir de ninguno de estos objetos, además no tendrás que colocar por ejemplo el microondas sobre el horno para ahorrar espacio. También, para que resulte más cómodo lavar la vajilla, utiliza un fregadero con doble compartimento.
Además, en el caso de los pequeños electrodomésticos como la tostadora, licuadora, batidora, etc., podrás tener sobre la encimera los que más utilices, así no tendrás que sacarlos y volver a guardarlos después de cada uso.

Apuesta por un frigorífico americano, aprovéchate de todo el espacio que tienes. Son mucho más amplios que los frigoríficos convencionales, así podrás tener todos los alimentos bien organizados, sin necesidad de que se superpongan unos sobre otros.

Si todavía tienes dudas, visítanos en Alcasa. Te ayudaremos dándote todas las alternativas posibles para que consigas tener una cocina grande, bonita y ordenada.

Todo lo que tienes que saber para comprar mesas y sillas para la cocina

La elección de mesa y sillas para una cocina a veces puede complicarse. Te contamos las claves para que escojas la que mejor se adapte a ti y tu casa.

La cocina suele ser el centro neurálgico de casi todas las casas. Por ello es importante que no sólo se adapte a las características de tu casa, sino también a tus costumbres y necesidades. Ya os hemos hablado de cuáles son los elementos indispensables en una cocina. Hoy sin embargo, queremos dar protagonismo a otra parte del mobiliario como son las mesas y las sillas. Aunque no nos demos cuenta, son unos de los elementos más importantes y que en muchas ocasiones condicionan el día, ya que es donde la familia se suele reunir sobre todo en la hora de la cena para compartir momentos y experiencias del día.

Desde Alcasa, os proponemos algunos consejos para que elijas la mejor opción.

  • Mesas:
  • Mesa clásica o convencional:

    mesa-convencionalPerfecta para quienes tienen una cocina de buenas dimensiones. Son mesas “normales” de cuatro patas que ocupan el centro de la cocina y de ellas depende el resto de la estancia. En ocasiones, pueden ser extensibles o incorporar cajones. Cada vez las encontramos de más materiales, tamaños, formas y colores.

    Mesa extensible:

    mesa-extensible1Se trata de mesas que se utilizan para ahorrar espacio. Se dividen de tal forma que se puede agregar nuevas secciones, las cuales están ocultas bajo la propia mesa. Esto permite alargues cuando sea necesario y las puedas adaptar a cada momento.

     

    Mesa plegable:

    mesa-plegable

    Se caracterizan por tener un centro fijo de dimensiones bastante reducidas, suele ocupar 10-15cm de ancho, por lo que si tienes una cocina pequeña, será ideal para que la mesa no te esté estorbando mientras te mueves por ella.
    Se caracterizan por tener una especie de bisagras que nos permiten levantar los tableros. En muchas ocasiones cuentan con un tablero a cada lado, por lo que se puede lograr una mesa muy grande y que a su vez no ocupa nada.
    Aquellas que se abren sólo por un lado, hay quienes las utiliza incluso para disimular el radiador y a su vez optimizar un espacio que va a estar ocupado igualmente.

    Mesa office:

    mesa-officePodemos considerarla una variante dentro de las mesas plegables. Suelen ser ideales para comer una persona sola, debido a sus reducidas dimensiones, aunque hay infinidad de modelos y tamaños. Es muy habitual encontrarlas suspendidas en la pared o formar parte de alguna estantería de la cocina. Al ser abatibles, esto nos permite ahorrar mucho espacio. Además, suelen ocupar unos pocos milímetros. Las que son un poco más anchas, a veces, incorporan cajones.

    Isla:

    Línea "aire" de Cocinas García de la Mora

    Cada vez son más las personas que si disponen de una cocina grande, optan por instalar una isla en su centro. No son mesas propiamente dichas pero pueden desempeñar las mismas funciones.

     

  • Sillas:
  • Sillas convencionales:

    silla-cocina

    Hechas a partir de distintos materiales y colores. Ocupan su propio espacio, sin la posibilidad de reducirlo. Suelen acompañar a las mesas clásicas.

     

     

    Banquetas o taburetes:

    banqueta-tabureteSe caracterizan por ser sillas que carecen de respaldo. Si son bajitos, la ventaja que tienen es que se pueden esconder totalmente bajo la mesa . En el caso de tener isla o mesa tipo office puedes elegir taburetes altos (parecidos a los de los bares) que pueden dar un toque diferente a la cocina.

    Sillas plegables:

    silla-plegableSon muy ligeras, por lo que se pueden transportar fácilmente por la casa. Pueden aparecer con formato de silla o de banqueta y, al doblarlas, apenas ocuparán espacio, por lo que las podrás colocar en cualquier lugar: apoyadas en la pared, escondidas tras el sofá, tras un mueble, en alguna esquina…

    Visítanos en Alcasa y podrás encontrar una amplia variedad de mesas y sillas. ¿Cuáles son las tuyas?

    Ideas para lavabos y baños de diseño

    Descubre qué materiales son los más comunes a la hora de elegir lavabos. Aprende a combinarlos a la perfección.

    ¡Lo prometido es deuda! Si en el post anterior os hablamos de los distintos materiales utilizados en los muebles de baño, hoy toca darle todo el protagonismo a los lavabos:

    Podemos considerar que la decoración del lavabo es una de las cosas más importantes del baño, ya que suele ser lo que más se ve y aquello con lo que le damos nuestro toque de personalidad al baño.

    Dependiendo del estilo que quieras que tenga tu baño, se suelen utilizar unos u otros materiales de los que te hablamos a continuación:

    Cerámica y porcelana:

    lavabo-porcelanaTradicionalmente son los más utilizados. Debido a la evolución que han experimentado, actualmente siguen estando presente en la mayor parte de los cuartos de baño. Se caracteriza por ser un material resistente al rayado y a los productos de limpieza. Podemos considerar como sus principales ventajas, su durabilidad y la facilidad para limpiarlos. Podemos encontrarlos de formas muy diversas; esto y la forma del grifo, le dará un toque antiguo o más actual.

    Cristal templado:

    lavabo-cristal-templado

    Es la tendencia en los lavabos actuales, esto se debe a la gran estética y elegancia que ofrecen. Se caracteriza por la profundidad y luminosidad que proporcionan. Son muy resistentes a la humedad y a los cambios de temperatura. Además, gracias a este material, puedes jugar con una amplia gama de colores, acabados y formas. Suelen ser característicos de baños de estética moderna.

    Cristal:

    lavabo-cristalAunque se suele pensar que son los más frágiles, la realidad es todo lo contrario, ya que están hechos a partir de materiales muy resistentes. Al ser transparentes, hay que tener cuidado con el resto de los muebles y decoración del baño, ya que si no se combinan bien pueden restarle la belleza que otorgan. Se debe prestar bastante atención a la hora de su limpieza, ya que es probable que queden restos de agua. Además, se desaconsejan sobre todo en aquellas regiones donde el agua lleva mucha cal, ya que si se acumula puede resultar difícil deshacerse de sus marcas. Si hablamos del nivel de precios, suele ser superior a otros materiales más comunes. Al igual que el cristal templado, se utiliza sobre todo en los baños más modernos.

    Mármol:
    lavabo-marmolSe caracteriza por ser un material muy resistente y poco poroso, por lo que soporta bien la humedad. Ofrece muchas posibilidades en cuanto a colores, acabados y texturas se refiere. Al igual que los de cerámica, su limpieza resulta bastante sencilla. Podemos considerar que sirven tanto para hogares con diseño rústico como para los más modernos.

    Acero inoxidable:

    Es el menos utilizado en los hlavabo-acero-inoxidableogares. Se emplea sobre todo en los fregaderos de las cocinas y en los baños de hospitales, bares y sobre todo en empresas industriales. Se caracteriza por su gran durabilidad y bajo precio. Poseen innumerables ventajas, ya que no se oxida, no se mancha, aguanta cambios bruscos de temperaturas, así como temperaturas extremas, etc. Aunque son los que menos belleza aportan, son los más resistentes ya que resulta prácticamente imposible que se rompan.

    En cuanto a la forma de colocar el lavabo, podemos hablar de lavados empotrados en la encimera, lavabos sobre encimera, sobre mueble, de pie y murales o suspendidos total o parcialmente. Para saber más de esto, recuerda nuestro post “5 tipos de lavabos para un baño con estilo” 

    Vísítanos en Alcasa y podrás disfrutar de todos nuestros diseños y materiales.

    Material para muebles de baño: ventajas e inconvenientes

    Si te estás planteando reamueblar tu baño, seguramente te estén surgiendo un montón de dudas. ¿Será bueno?, ¿durará lo suficiente?, ¿será muy caro? Descubre que tipo de muebles de baño se adaptan mejor a ti.

    Si este tema te está volviendo loco, desde Alcasa te proponemos algunas recomendaciones que te sacarán de dudas.

    En los muebles de baño lo primero en lo que nos tenemos que fijar es en el material que se utilizará como base y, posteriormente, elegiremos el tipo de acabado.

    En general, la elección de uno u otro material suele ir bastante asociada a la cantidad de presupuesto que se quiera destinar, así podemos hablar de tres tipos de materiales:

    • Aglomerado: son muebles que se caracterizan por estar fabricados a partir de tableros compuestos por virutas de madera, que se encuentran unidas entre sí por resinas y colas a presión. Es el material más barato, ya que surge de cortar otras maderas naturales.
    • Muebles de MDF: se caracteriza por ser una madera de una calidad media y muy fácil de trabajar, ya que es plana y uniforme. Gracias a esto resulta mucho más fácil decorarla, ya que además absorbe muy fácilmente las lacas y las pinturas. El precio, al igual que su calidad, es medio.
    • Muebles de madera maciza: es el material por excelencia para fabricar muebles, ya que la calidad de la madera natural no la ofrece ningún otro. Este es el motivo por el que su precio resulta bastante elevado. La ventaja que tiene es que es mucho más duradera y resistente que cualquier otro material.

    En segundo lugar, hablamos de los acabados:

    • Melamina: es un tablero fino que se utiliza sobre los muebles de aglomerado o de MDF, se caracteriza por imitar a la madera. Una de las ventajas que ofrece es que protege de la humedad. Es la opción más económica de todas.
    • Lacas y barnices: se emplean sobre los tres tipos de materiales mencionados anteriormente, y se caracterizan por aportar brillo al mueble. Además mejoran su calidad, ya que lo protegen de la humedad, del calor y de la suciedad. Se caracterizan por tener un precio medio.
    • Laminado decorativo: se caracteriza por estar hecho a partir de PVC o poliéster. Es empleado sobre todo para dar color al baño, ya que está disponible en infinidad de colores, dibujos y diseños. Además, protegen al baño de la humedad y tienden a alargar su vida media. Al igual que los anteriores, también suelen ser de un nivel de precio medio.

    A la hora de elegir los materiales para los suelos y las paredes, lo más importante suele ser la estética, así como que nos aporten resistencia, limpieza y sobre todo seguridad. Si hablamos de materiales, lo más habitual son los azulejos de cerámica, las piedras sintéticas y naturales y la madera, la cual es una opción perfecta si tienes problemas de condensación o humedad, ya que la absorbe.

    En el caso de los lavabos, podemos encontrarlos de muchos materiales y diseños, pero hoy os dejamos con las ganas. ¡En el siguiente post os lo contamos todo!

    ¡Visítanos en Alcasa y verás que tenemos todos los materiales que necesites para tu baño!

    11 cosas que no pueden faltar en una cocina

    ¿Crees que tu cocina tiene todo lo necesario? Echa un vistazo, seguro que se te olvida algo

    La cocina es uno de los lugares de la casa en donde más tiempo pasamos, por ello, tiene que estar bien equipada. Parece fácil, pero cuando cambiamos o amueblamos una cocina siempre hay alguna cosilla que se nos escapa. Desde Alcasa. te contamos los elementos básicos de cualquier cocina.

    1. Fregadero: es uno de los lugares más importantes de nuestra cocina, ya que allí es donde limpiamos los alimentos y la vajilla, por ello hay que saber elegir el fregadero apropiado. El material más utilizado tradicionalmente ha sido el acero inoxidable, debido a su buena relación calidad precio y su larga durabilidad. En la actualidad, se empiezan a utilizar otros materiales como pueden ser las fibras sintéticas, el granito, el gres y la cerámica.

    1. Encimera: también tiene gran importancia, ya que allí es donde manipulamos los alimentos y apoyamos los distintos utensilios, por ello tiene que ser muy resistente. Existen múltiples materiales: de madera, acero inoxidable, lacadas, laminadas, polilaminadas, de piedra natural, de cristal, etc. Echa un vistazo a nuestro post “Los 6 materiales más utilizados en la cocina”

    1. Campana: nos permite eliminar humos y malos olores. A la hora de elegirla, lo que buscamos es que sean lo más potentes y lo menos ruidosas posibles. Puedes encontrarlas clásicas o más modernas y sofisticadas.

    1. Estanterías: las cocinas siempre están repletas de ellas, ya que tenemos mucha vajilla y alimentos que almacenar. Pueden estar abiertas o ubicadas dentro de grandes muebles. Cada vez son más los materiales empleados y las formas que adoptan las mismas.

    1. Frigorífico: otro elemento que no puede faltar en la cocina si queremos que nuestros alimentos se conserven en óptimas condiciones. Podemos distinguir entre coolers (sin congelador), frigoríficos convencionales de dos puertas, frigoríficos combinados (tienen una zona de refrigeración y otra de congelado, son más grandes que los convencionales), frigoríficos americanos (son los más grandes, una de sus puertas se destina a la congelación y otra a la refrigeración), frigoríficos “no frost” (proporcionan un frío seco), frigoríficos de tres puertas y frigoríficos ecológicos.

    1. El horno: podemos clasificarlos según su fuente de energía en hornos de leña, eléctricos y de gas. Dependiendo del uso que le des, pueden interesarte los hornos convencionales, los hornos multifunción o los hornos pirolíticos (se limpian solos).

    1. Placas de cocina: antes sólo existían las cocinas de gas, pero hace ya bastantes años se ha producido un gran cambio. Además de estas, podemos encontrar las cocinas eléctricas, las placas vitrocerámicas y las placas de inducción.

    1. Pequeños electrodomésticos: tostadora, microondas, sandwichera, batidora, exprimidor, cafetera, etc. En muchas ocasiones nos sirven de gran ayuda y nos facilitan un trabajo que se podría desarrollar de forma manual o más tradicional.

    1. Menaje y demás utensilios: llega el momento de preparar nuestros alimentos. Para ello utilizamos las cazuelas, ollas y sartenes, que suelen ser específicas para cada tipo de placa así como de distintos materiales. En cuanto a los utensilios utilizados (cucharas, rallador, espumadera, pelador, etc), los materiales más comunes son el aluminio, acero inoxidable, madera y plástico.

    Ya tenemos todo lo necesario para almacenar y preparar la comida, pero de alguna forma tenemos que servirla y comerla :

    1. La vajilla: la constituyen los platos, los vasos, las tazas y las fuentes. Habitualmente suelen estar hechas de materiales como vidrio, cerámica, porcelana y, más raramente, plástico. Sobre todo para los más pequeños u ocasiones en las que se utilizan de usar y tirar para ahorrar tiempo y trabajo.

    1. La cubertería: está compuesta por cucharas, tenedores y cuchillos. Dentro de ellos podemos distinguirlos según estén orientados para carne, pescado, para untar, de postre, etc. El material más utilizado es el acero inoxidable, aunque también son muchos los hogares que los tienen de plata. Al igual que en la vajilla, a veces también se utilizan de plástico.

    Y tú, ¿qué más cosas tienes en tu cocina? Recuerda que en Alcasa estamos disponibles para resolverte todas tus dudas.

    Sistema de calefacción, ¿cuál es mejor?

    ¿Crees que es hora de cambiar tu sistema de calefacción? Elige la mejor opción para tu hogar.

    No todo son los sistemas tradicionales de calefacción, en Alcasa conocemos la importancia que tiene el uso de energías renovables, por eso te ofrecemos varias alternativas, para que elijas las que mejor se adapta a ti:

    1. Biomasa: se trata de un sistema de calefacción ecológico, cuyos residuos no resultan nocivos para el medio ambiente. A pesar del elevado coste que supone su instalación, a la larga se rentabiliza debido a lo barato que es este combustible. Una de las ventajas que tendrás si decides implantarla, es que se pueden aprovechar perfectamente las instalaciones actuales, lo único que es necesario cambiar es la caldera.

    2. Cogeneración: se caracteriza por aunar la producción de energía térmica y eléctrica, lo que proporciona un elevado rendimiento y un gran ahorro. Se suele utilizar sobre todo en lugares donde es necesaria una continua producción de calor, como pueden ser fábricas y grandes empresas.

    3. Aerotermia: su funcionamiento consiste en el calentamiento de los hogares a partir de la energía térmica procedente del aire. Para ello se utilizan las conocidas como “bombas de calor aerotérmicas”, que son las encargadas de absorber dicha energía y transformarla en calor. Como ventajas podemos destacar que es útil tanto en invierno como en verano, ya que transforma la energía de tal forma que caliente o enfríe la casa en función de la necesidad. Además, es considerada una de las energías renovables más económica. Uno de los problemas que presenta es que su rendimiento se ve afectado ante temperaturas muy bajas en el exterior.

    4. Energía solar térmica: como su propio nombre indica, nos permite aprovechar la energía procedente del sol para, a través de ella, generar calor y electricidad. Esto se lleva a cabo a través de la instalación de paneles solares. ¿Cuál es su ventaja? La instalación tiene una vida media que llega a superar los 25 años y tú a los 15 lo habrás amortizado, por lo que tendrás nada más y nada menos que unos 10 años de calefacción y agua caliente gratis.

    No te lo pienses más, gracias a esto:

    • Podrás disponer de agua caliente sanitaria (ACS) y calefacción.
    • No perjudicarás el medio ambiente.
    • Con todas excepto con la cogeneración, utilizarás energías renovables, que sabes que son inagotables.
    • A la larga van a representar un gran ahorro para tu bolsillo, por lo que no te vas a arrepentir.

    ¿Cuál crees que es la mejor para ti? Recuerda que en Alcasa estamos encantados de ayudarte y aconsejarte.