El primer baño de tu bebé

El primer baño de un bebé siempre crea dudas y nervios en los padres, sobre todo si son primerizos. El miedo a hacerles daño sin querer o a que se resbalen son algunas de las cosas que más pueden preocuparnos. En Baño y estilo queremos darte unos consejos básicos para facilitarte el primer baño de tu hijo y convertirlo en una experiencia en la que todos podáis disfrutar.

Primer baño bebé

Espere a que cicatrice el cordón umbilical

Para dar el primer baño a tu bebé tendrás que esperar hasta que el cordón umbilical haya cicatrizado, para evitar infecciones en una zona tan delicada. Esto suele suceder entre los 5 y los 10 primeros días. Hasta entonces, puedes darle baños en seco.

La forma más segura de cogerlo

La forma más segura de coger al niño es pasando el brazo por debajo de la axila, de forma que el tronco quede bien sujeto y las piernas casi libres. Usa la mano que te quede libre para enjabonarlo, y nunca lo sueltes mientras dure el baño. De esta forma el bebé siempre te sentirá cerca de ti y el baño será una experiencia más agradable para él.

Lo que necesitas para el baño

Para el baño necesitarás: una toalla grande con capucha, algodón, jabón líquido para bebé, champú y un cepillo o peine para bebé. Dejarlo todo preparado antes de comenzar evitará que tengamos que buscar algo cuando el niño ya esté en la bañera y no tendremos que dejarlo solo en ningún momento.

Condiciones del agua

Por comodidad, la bañera deberá estar a la altura de la cadera de quien vaya a bañar al niño. Es necesario llenarla con agua tibia que esté entre 35-37ªC, no obstante puedes comprobar la temperatura con la muñeca o un termómetro de baño para que no esté demasiado caliente. Unos 8 centímetros de agua serán suficientes.

Frecuencia de baño adecuada

La frecuencia de baño para un bebé no debe superar las 2 o 3 veces por semana.  Generalmente los niños no están tan sucios a estas edades, y salvo en las zonas más especiales, no necesitarán una limpieza muy exhaustiva.

Temperatura ambiente del baño

Si vas a cambiarle la ropa en el baño, debes mantener la estancia en una temperatura media que oscile entre los 22-25 ºC, y evitar en la medida de lo posible toda corriente de aire que pueda enfriar al bebé.

Hidrata después del baño

Tras el baño, debes hidratar la piel del bebé con alguna loción o aceite específico para pieles muy sensibles. Dale un masaje con aceites naturales para relajarlo. Si quieres perfumar al niño, es mejor que apliques las colonias en la ropa antes que directamente a la piel del niño.

bebe_ducha

Te recomendamos que recurras a cualquier profesional, como matronas o pediatras, ante cualquier duda que pueda surgirte. No te dejes llevar por los nervios y vive esta experiencia única. Siguiendo estos consejos, la experiencia del primer baño de tu bebé puede convertirse en algo muy gratificante.

 
 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s