Todo un mundo en nuestro baño

perros_bano

El baño es el lugar ideal para relajarnos y tener intimidad, para coger fuerzas al comienzo del día o desconectar al llegar a casa. En nuestra vida diaria tiene más importancia de la que a primera vista podría parecernos. Es innegable que la mayoría del tiempo que pasamos en el baño nos lo dedicamos a nosotros mismos, para cuidarnos y sentirnos bien.

Aunque es una de las estancias más pequeñas de la casa, a veces se dan reuniones multitudinarias, donde los pequeños y mayores se intentan abrir paso para terminar de arreglarse antes de irse unos al cole y otros a trabajar.

También es idóneo para dejar mensajes de buenos días en el espejo si eres de lo más romántico, ya sean con pintura (que luego se pueda quitar), post-its o de los que aparecen con el vaho de la ducha. Pero si tus hijos, alardeando de lo mayores que son, recientemente han visto una película de miedo es una forma ideal para gastarles una pequeña broma.

Puede ser un gran laboratorio para ampliar tus conocimientos sobre química leyendo los botes de champús y demás productos higiénicos que utilizamos. Pero también puede ser la biblioteca privada donde leer aquel libro que abandonamos por falta de tiempo o ponerte al día de la actualidad con el periódico o tu revista de la semana.

Y en verano, a falta de piscina, buena es una bañera donde disfrutar con nuestros hijos viviendo las historias que inventan con sus juguetes de baño y divertirnos con la increíble creatividad que desprenden. También podemos darle un baño a nuestras mascotas, pero a ellas seguro que no les hace tanta gracia como a nuestros hijos, ni les relaja tanto como a nosotros.

Su acústica y vernos envueltos en el aura del agua cayendo sobre nosotros nos hace sentirnos dentro de en un videoclip y nos vemos empujados a dejarnos llevar por la música hasta llegar a los agudos de “I will always love you” de Whitney Houston para deleite de baldosas, jabones y esponjas, nuestro mejor público.

Sin embargo, el momento de oro por excelencia es cuando por fin nos quedamos solos y podemos darnos un relajante y largo baño. Está demostrado científicamente que es muy bueno para la salud y si a este ritual añadimos sales de baño en la ecuación, mejoraremos la circulación sanguínea, disminuiremos tensiones musculares y purificaremos la piel. Estos pequeños momentos nos ayudan a mejorar la tensión y el estrés haciéndonos olvidar por un instante que el resto del mundo existe.

Sea como fuere, solo o acompañado, que el baño es un lugar de disfrute y serenidad necesario para nuestra salud es un hecho indiscutible y desde Alcasa te ayudamos a cuidar hasta el mínimo detalle para que sea un lugar perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s