Material para muebles de baño: ventajas e inconvenientes

Si te estás planteando reamueblar tu baño, seguramente te estén surgiendo un montón de dudas. ¿Será bueno?, ¿durará lo suficiente?, ¿será muy caro? Descubre que tipo de muebles de baño se adaptan mejor a ti.

Si este tema te está volviendo loco, desde Alcasa te proponemos algunas recomendaciones que te sacarán de dudas.

En los muebles de baño lo primero en lo que nos tenemos que fijar es en el material que se utilizará como base y, posteriormente, elegiremos el tipo de acabado.

En general, la elección de uno u otro material suele ir bastante asociada a la cantidad de presupuesto que se quiera destinar, así podemos hablar de tres tipos de materiales:

  • Aglomerado: son muebles que se caracterizan por estar fabricados a partir de tableros compuestos por virutas de madera, que se encuentran unidas entre sí por resinas y colas a presión. Es el material más barato, ya que surge de cortar otras maderas naturales.
  • Muebles de MDF: se caracteriza por ser una madera de una calidad media y muy fácil de trabajar, ya que es plana y uniforme. Gracias a esto resulta mucho más fácil decorarla, ya que además absorbe muy fácilmente las lacas y las pinturas. El precio, al igual que su calidad, es medio.
  • Muebles de madera maciza: es el material por excelencia para fabricar muebles, ya que la calidad de la madera natural no la ofrece ningún otro. Este es el motivo por el que su precio resulta bastante elevado. La ventaja que tiene es que es mucho más duradera y resistente que cualquier otro material.

En segundo lugar, hablamos de los acabados:

  • Melamina: es un tablero fino que se utiliza sobre los muebles de aglomerado o de MDF, se caracteriza por imitar a la madera. Una de las ventajas que ofrece es que protege de la humedad. Es la opción más económica de todas.
  • Lacas y barnices: se emplean sobre los tres tipos de materiales mencionados anteriormente, y se caracterizan por aportar brillo al mueble. Además mejoran su calidad, ya que lo protegen de la humedad, del calor y de la suciedad. Se caracterizan por tener un precio medio.
  • Laminado decorativo: se caracteriza por estar hecho a partir de PVC o poliéster. Es empleado sobre todo para dar color al baño, ya que está disponible en infinidad de colores, dibujos y diseños. Además, protegen al baño de la humedad y tienden a alargar su vida media. Al igual que los anteriores, también suelen ser de un nivel de precio medio.

A la hora de elegir los materiales para los suelos y las paredes, lo más importante suele ser la estética, así como que nos aporten resistencia, limpieza y sobre todo seguridad. Si hablamos de materiales, lo más habitual son los azulejos de cerámica, las piedras sintéticas y naturales y la madera, la cual es una opción perfecta si tienes problemas de condensación o humedad, ya que la absorbe.

En el caso de los lavabos, podemos encontrarlos de muchos materiales y diseños, pero hoy os dejamos con las ganas. ¡En el siguiente post os lo contamos todo!

¡Visítanos en Alcasa y verás que tenemos todos los materiales que necesites para tu baño!

Anuncios

Soluciones para un baño pequeño.

Es cierto que en la mayoría de manuales y guías de decoración aparecen enormes baños de ensueño, pero también es cierto que la gran mayoría de nosotros no tenemos en nuestras casas baños de esas dimensiones. Dimensiones que son más bien propias de un salón de un apartamento estándar.

Para eso, hoy desde Alcasa te damos una serie de recomendaciones para que a la hora de amueblar o reformar tu baño, puedas darle una gran personalidad aún siendo pequeño. Es importante dedicar tiempo a la elección del mobiliario del baño, ya que va a ser el lugar donde vas a intentar relajarte después de los largos días; además de ser una estancia de la casa que no podrás evitar y de visita obligatoria.

En primer lugar, si tu baño es pequeño deberías ya tener un plato de ducha instalado, si no es así, es un planteamiento que debes hacer, ya que dará además de espacio, más sensación de amplitud al baño. Una vez tenemos en plato de ducha, debemos de elegir una mampara de cristal, es la mejor solución porque visualmente no dividirá el espacio.

Ejemplo de utilización de mampara de cristal. Modelo de Stildux.

Ejemplo de utilización de mampara de cristal. Modelo de Stildux.

Si nos vemos ante la elección del lavabo, debemos de optar por nuevas soluciones que, en la mayoría de los casos, pasan por lavabos suspendidos, ya que debajo podrás colocar cosas y mantenerlas de manera más ordenada como vimos en el anterior post. El hecho de que no tenga mueble dotará a nuestro baño de más espacio visual.

Ejemplo de utilización de lavabo suspendido. Colección Meridian Roca.

Ejemplo de utilización de lavabo suspendido. Colección Meridian Roca.

Aprovecha puntos muertos. Si hay que poner un armario, opta por uno elevado en una esquina entre la pared y el techo. Hay lugares que comúnmente no son utilizados y nos sirven para ahorrar espacio, como por ejemplo encima de la cisterna del inodoro podemos poner el toallero. Para el radiador, lo mejor es poner uno de pared del que puedas colgar más toallas. Hay muchos espacios desaprovechados, ¡utilízalos!

Para el resto del mobiliario, estudia tu baño, ya que de ese estudio saldrán muchas ideas de cómo colocarlo de la manera óptima.