5 maneras de tener un baño colorido y no morir en el intento.

¿Tienes dudas para elegir el color de tu baño? ¿Eres de colores neutros o te gustaría algo más innovador…? Te contamos cómo conseguir un baño colorido y elegante.

Decorar y elegir el color de paredes y muebles de un baño puede ser complicado. A la hora de decidir el color con el que pintar una pared y elegir azulejos o papel; tenemos que tener en cuenta muchos factores. Pero sin duda, el más importante es el tamaño del cuarto o habitación.

Los baños suelen estar situados en espacios pequeños que el resto de la casa. Por ello, debemos cuidar y medir bien cada centímetro, luz (natural y artificial) y muebles que queremos poner en él.
En los baños o aseos más pequeños siempre se recomienda poner colores claros o neutros, puesto que da un efecto de mayor amplitud. Además estos colores están asociados a la limpieza, la frescura y la luz.

Si esta vez quieres un cuarto de baño colorido, sin resultar agobiante o extravagante, en Alcasa te damos 5 ideas para que consigas un baño lleno de color pero elegante.

1. Combinar colores: te gusta darle color al cuarto de baño pero no quieres algo demasiado llamativo, combina tonalidades fuertes o vivos con colores con blancos o cremas. Los más utilizados para el baño son el azul y el verde, opciones aconsejables si buscas un espacio relajante. Aunque si lo que quieres es innovar, incorpora colores como el amarillo, rojo, púrpura o negro. Si lo que buscas es un estilo elegante, el negro o los colores pasteles son una buena opción.

2. Mobiliario colorido: dale un toque de color a tu baño incorporando muebles de colores. Puede parecer una opción arriesgada, pero utilizando los colores apropiados el resultado puede ser espectacular. Por ejemplo, Duscholux tiene una colección de mamparas Duscho Art, donde la combinación de formas y colores crea efectos sorprendentes. Si estas interesado visítanos.

3. Vinilos: es una de las tendencias de los últimos meses. Permiten cambiar la decoración de tu cuarto de baño de forma rápida, sencilla y barata. Los hay adhesivos y puedes colocarlos en muebles, azulejos, espejos… Encarga tus propios vinilos y crear un baño personalizado.

4. Azulejos: combina azulejos de distintos colores, formas y materiales. No olvides el suelo, un gran olvidado en la decoración. Si quieres un baño elegante, utiliza colores oscuros o tierras. Utilizando baldosas de tonos marrón, verde o azul oscuro ayudaremos además a disimular la suciedad.

5. Colores oscuros: Esta opción está sólo recomendada para aquellos baños con una gran fuente de luz o de gran tamaño. Si pintamos las paredes o incorporamos demasiados elementos oscuros en un baño pequeño. Pero si tienes un baño de grandes dimensiones, puedes darte el lujo de incorporar este tipo de tonalidades. En este caso juega con las combinaciones de colores y materiales.

¿Te atreves a darle color a tu baño? ¡Cuéntanos cómo!

Anuncios