Cómo conseguir una cocina colorida con estilo

¿Amas el color pero no encuentras la forma de conseguir una cocina colorida y con estilo? ¿Te da miedo que resulte demasiado estridente?. Te contamos algunos secretos para conseguir una cocina con estilo.

Los colores neutros y, sobre todo los colores claros, están de moda. La mayoría de las tendencias de decoración de interiorismo surgen alrededor de conceptos sobrios, limpios y claros. Pero, ¿qué pasa si eliges el color como nota discordante para tu cocina?. El color está de moda y puede resultar tan elegante y moderno como los colores claros, simplemente hay que combinarlos bien.

Si te va el color y quieres conseguir un espacio alegre y divertido en la cocina, coge papel y lápiz; Alcasa te propone algunos consejos:

Cambio radical:

1. Muebles: Si estás pensando en cambiar los muebles de la cocina, olvídate de los tonos blancos, descarta el mobiliario rústico o los muebles muy ornamentados. Buscaremos muebles de líneas suaves, rectas y con poco artificio. Necesitamos que el color sea el protagonista.
En este caso, puedes jugar a combinar varios colores (cálidos con neutros) o buscar un espacio monocromático, usando muebles del mismo color para toda la estancia. En ambos casos, intenta que los acabados sean lacados o bien mates (sin texturas u adornos), intenta aprovechar la luz natural y piensa como iluminar toda la cocina con luces blancas.
Si tu mobiliario de cocina destaca por su colorido, busca algo de sobriedad en las paredes con pinturas, papeles o baldosas claras. No descuides el suelo, que preferiblemente ha de ser claro también.

2. Paredes y suelos: si vas a conservar todos o parte de los muebles, al igual que os lo aconsejamos para los baños en el post “9 pasos para un cuarto de baño primaveral“, trata de utilizar colores alegres. Puedes combinar varios colores distribuidos en diferentes paños de la pared, combinar azulejos, papel de pared y pintura, decorar las paredes con vinilos o cuadros muy llamativos… Las posibilidades son infinitas. En cuanto al suelo, si tu mobiliario es clásico o muy sobrio puedes permitirte poner un suelo llamativo con varios colores o elegir uno potente (rojo, negro, baldosas con texturas o dibujos…)

Toques de color:

3. Mesas y sillas: Si necesitas renovar tu mesa o las sillas, haz lo mismo que con el resto de muebles. Elige los colores que más te gusten y que contrasten con el resto de elementos. Una de las tendencias que más se lleva actualmente es poner sillas diferentes entre ellas, tanto en color como en forma o materiales.

4. Menaje y utensilios: utiliza utensilios como trapos, borlas, cortinas, estores, manteles… para dar un toque de color a la estancia. Juega y combina, además podrás cambiar el aspecto de tu cocina cuando quieras. Nuestro consejo: recicla manteles antiguos y elementos vintage y altérnalos con otros más modernos. Le dará mucha personalidad a tu cocina.
En cuanto a todos los utensilios que tienes a la vista, botes, sartenes, ollas, cazos, tiradores de los muebles, mangos… sustitúyelos por otros de colores, con un poco de suerte tu cocina cambiará gracias a pequeños detalles.

5. Vajilla: huye del cristal transparente y de los blancos. Renueva las tazas, platos y vasos y haz que sea cada uno de un color distinto. Combina diferentes materiales, incluso estilos. Nuestro truco: recupera antiguas vajillas que combinen entre si, haz una estantería que quede a la vista y donde puedas apilarla. Si consigues una buena combinación destacará más de lo que piensas.

6. Decoración viva y alimentos: utiliza pequeños jarrones, o incluso elementos de la vajilla para poner alguna planta o flor, siempre da mucha vida (puedes plantar especies y aprovechar las plantas para cocinar).
Los alimentos también pueden ayudarte a dar un punto de color a la cocina. Por ejemplo, utiliza botes trasparentes para las legumbres o especias y deja que se vean. Las frutas y verduras, también son un elemento perfecto para decorar y dar color. Si son naturales mejor, pero existen frutas y flores artificiales muy bonitas que darán a tu cocina mucha vida.

Y tú, ¿qué utilizas para que tu cocina esté llena de color?. Cuéntanos cuáles son tus ideas.

7 tips para amueblar una cocina grande

Siempre se habla de cómo decorar espacios pequeños, pero y los grandes… Descubre cómo aprovechar una gran cocina al máximo.

Quien tiene una cocina grande, tiene un tesoro. La cocina es uno de los lugares más transitados del hogar, por lo que cuanto más espacio tengamos para trabajar, desplazarnos y estar en ella, mejor. Por ello, es importante que a través de la decoración y el reparto de espacio consigamos una estancia agradable, bonita y práctica.

Si lo que buscas es la comodidad, desde Alcasa os damos unos consejos sobre cómo decorar una cocina de grandes dimensiones:

El color de las paredes: si tienes una cocina grande, no tendrás que estar pensando en qué color hará que parezca más amplia, ya que nos ofrece muchas más posibilidades. Siempre hay que dar cabida al clásico blanco, pero si quieres modernizarla un poco, apuesta por los colores vivos y llamativos, tales como el rojo, naranja, fucsia, verde, etc., También en términos de decoración, se lleva utilizar colores fuertes como grises o marrones oscuros para provocar contrastes. Otra de las tendencias más utilizadas es, combinar colores sólidos con papeles estampados o incluso vinilos sobre alguna de las paredes.

Para la encimera y los muebles, tendrán que ir en concordancia con los colores de la pared. Si por ejemplo, dejas la pared blanca, entonces cualquier color puede combinar bien, ahora es tendencia incluso una cocina blanca completamente. En cambio, si eliges un color vivo en la pared, haz que los muebles contrasten, por ejemplo utiliza blancos o negros, u otros colores que combinen bien. Si te decantas por una pared oscura, entonces la mejor opción serán los muebles de colores vivos, a no ser que quieras una cocina seria.
Para la encimera, puedes optar por dejarla del mismo color que los muebles, que contraste con ello, el mismo color que la pared, distintos estampados y acabados, etc., es lo que más juego puede darnos.

Coloca una isla: si tienes el espacio suficiente, no puedes negarte a ello. Modernizará tu cocina y además la hará mucho más práctica. Para que sea muy útil, coloca el fregadero o la placa de cocción sobre ella.

Apuesta por muebles grandes y cómodos, de tal forma que puedas acceder fácilmente a todos los utensilios, la vajilla y los alimentos, sin tener que estar buscando huecos donde meter las cosas ni tener los armarios llenos de alimentos u objetos guardados a presión.

Coloca una mesa grande, lo suficiente para que por lo menos tengáis espacio los miembros del hogar sin necesidad de extenderla cada vez que vayáis a comer. Olvidaos de las mesas y sillas plegables, ya que son mucho más incómodas por el hecho de tener que abrirlas y volver a guardarlas continuamente.

No te prives de ningún electrodoméstico: horno, microondas, lavavajillas, lavadora, placa de cocción, campana extractora. Si tienes suficiente espacio, no tendrás que preocuparte por prescindir de ninguno de estos objetos, además no tendrás que colocar por ejemplo el microondas sobre el horno para ahorrar espacio. También, para que resulte más cómodo lavar la vajilla, utiliza un fregadero con doble compartimento.
Además, en el caso de los pequeños electrodomésticos como la tostadora, licuadora, batidora, etc., podrás tener sobre la encimera los que más utilices, así no tendrás que sacarlos y volver a guardarlos después de cada uso.

Apuesta por un frigorífico americano, aprovéchate de todo el espacio que tienes. Son mucho más amplios que los frigoríficos convencionales, así podrás tener todos los alimentos bien organizados, sin necesidad de que se superpongan unos sobre otros.

Si todavía tienes dudas, visítanos en Alcasa. Te ayudaremos dándote todas las alternativas posibles para que consigas tener una cocina grande, bonita y ordenada.

8 Maneras de aprovechar una cocina pequeña

Decorar y amueblar una cocina pequeña puede convertirse en todo un desafío, y mantenerla ordenada ¡aún más! Si tienes una cocina pequeña sabrás lo difícil que puede ser encontrar sitio para colocar todos los electrodomésticos, los muebles, el menaje… Tanto que a veces tienes que renunciar a algo para que la cocina no parezca la habitación de los desastres. Después de leer este post, sabrás que una cocina pequeña no es sinónimo de agobio o falta de espacio, sino de saber aprovecharlo.

Si lo que buscas ecómo aprovechar una cocina pequeñas conseguir ganar amplitud y espacio en tu cocina, sigue los siguientes consejos:

1. En una cocina pequeña, utiliza colores claros: los colores claros tanto en los muebles cómo en las paredes. Conseguirás un efecto de mayor amplitud y luminosidad, y aunque disfrutarás del mismo espacio, la sensación será de menor agobio una vez que coloques todos los elementos. Utiliza superficies brillantes que reflejan la luz.

2. Aprovecha la luz natural: Coloca cortinas claras y que dejen pasar la luz. Aprovecha la del sol, para hacer que la estancia se ilumine. ¡Verás cómo cambia!

3. Aprovecha todos los rincones: utiliza baldosas profundas, y empieza almacenando ahí los elementos que más utilices, tanto alimentos como menaje. Utiliza armarios altos y profundos. Aprovecha todos los rincones disponibles. No te cortes a la hora de colocar muebles y baldas, ahorras espacio sin perderlo de otro sitio.

4. Aprovecha las paredes: utiliza ganchos o barras para colocar los utensilios de cocina, o por ejemplo las tazas del desayuno. Así puedes dejar los armarios y cajones para los accesorios más grandes o que menos utilices. Una manera muy sencilla de ahorrar espacio en los cajones, es colocar pequeños compartimentos.

5. Utiliza electrodomésticos de doble función: por ejemplo una lavadora secadora, o un horno con función de microondas. Conseguirás no renunciar a nada sin perder espacio funcional. ¡Y además ahorra tiempo! Utiliza fregadero de un solo seno, y consigue más espacio en la encimera.

6. Puertas correderas: el hecho de que las puertas no se abran hacia exterior no sólo te proporcionará espacio y amplitud, si no que te ayudará a mantener el orden y a evitar choques con las esquinas por falta de espacio.

7. Coloca una mesa plegable: colócala pegada a la pared, y reserva ese lugar para comer o sentarte tranquilamente. Una vez que hayas terminado de usarla, podrás cerrarla y no perderás espacio.

8. Mucho orden: cuanto más ordenada esté la cocina, más espaciosa parecerá. Guarda todo cuando no lo vayas a utilizar. Y deja fuera sólo lo imprescindible.

Sigue estos consejos, ganarás metros en tu cocina, y además te resultará mucho más cómodo desenvolverte por ella. Disfruta del espacio, cocina a gusto, y siéntete orgullosa de tu cocina.

Si todavía no sabes bien cómo hacerlo, o buscas los muebles adecuados, ven a Alcasa. Te enseñaremos todas las alternativas para que consigas el espacio que necesitas sin tener que renunciar a nada.