¿Cómo mantener tu cocina ordenada?

¿Ya no sabes qué hacer para que tu cocina este ordenada más de un minuto al día? Somos conscientes de que la cocina, es uno de los lugares de la casa más transitados y donde más tiempo pasamos. Además de cocina, en muchas ocasiones es comedor, sala de juegos, oficina, lugar de reunión… y sin darnos cuenta vamos acumulando trastos que al final del día hacen que tu cocina desaparezca.
Para que esto no te vuelva a ocurrir, te vamos a dar unos pequeños consejos de administración del espacio y almacenaje, que harán que tu cocina luzca siempre perfecta:

En primer lugar, haz una limpieza general de tu cocina para ver que es lo que realmente utilizas y lo que no. Es muy importante ir desechando aquellos objetos que no utilizamos para nada o que hace años que no tocamos. Si no lo hemos hecho en 5 años, no os engañéis no lo vamos a hacer ahora. Recuerda tirar todo aquello que es un estorbo más que una utilidad. Este, aunque parezca mentira, es el secreto más importante para mantener una cocina limpia y ordenada.

Una vez hecha la limpieza, llega el momento de decidir como almacenar aquello que hemos seleccionado. A continuación tenéis una serie de consejos e ideas que os pueden ser útiles:

1. Una opción muy práctica es crear distintos departamentos en nuestros cajones. Por ejemplo, una idea muy útil para aprovechar este espacio al máximo, es instalar bandejas para cubiertos, ranuras para cuchillos, separadores para botes u otros compartimentos, de manera que no solo nos resultará mucho más fácil encontrar las cosas si no también mantenerlas en su lugar.

2. A parte de los cajones, unos estantes ordenados nos facilitarán mucho las tareas. Una buena idea, es que nuestros alimentos estén almacenados en tarros de cristal o plástico transparente, de manera que no tendremos que andar rebuscando y desordenando cada vez que queramos encontrar algo.

3. Existen también fórmulas de almacenaje extraíble, que son de lo más útiles para mantener nuestras sartenes y cacerolas ordenadas. Y si eres un poco más rústico, o no tienes espacio en armarios o paredes, crea un carrusel de ollas y utiliza el espacio del techo para seguir almacenando.

4. Por otro lado, los útiles de cocina que utilices a menudo déjalos lo más a mano posible. Esto te facilitará tanto la tarea de encontrarlos como la de guardarlos.

5. Si eres de esas personas que no tienen mucho tiempo para pasar en la cocina y mucho menos para mantenerla ordenada, un truco muy sencillo y que te puede ahorrar mucho tiempo, es agrupar utensilios, como por ejemplo cuchillos y tablas de cortar, o dedicar cada espacio a algo en particular.

Desde Alcasa esperamos que estos consejos os sean útiles y podáis seguir disfrutando de vuestras cocinas.

Anuncios