Consejos para elegir tu caldera

Aunque todavía estamos en agosto, no es pronto para ponernos a pensar en renovar o instalar una caldera para la calefacción en nuestro hogar. Al tener tiempo podremos valorar las diferentes características de las calderas y elegir la que mejor se adecue a nuestras necesidades.

Las calderas de calefacción son generadores de agua caliente en un circuito cerrado, dicho circuito es el que se encarga de llevar el agua caliente a los radiadores, después, los radiadores disipan el calor por la habitación. El agua, una vez enfriada vuelve a la caldera donde es calentada de nuevo y así sucesivamente.

Caldera de condensación BAXI platinum plus

Caldera de condensación BAXI platinum plus

Tanto si la energía utilizada es gas natural, propano o gasoil, podemos encontrar diferentes tipos de calderas para nuestro hogar.

Los dos tipos fundamentales de caldera son:

  • Atmosféricas: son las calderas de funcionamiento más simple y también más antiguo, no se pueden poner en todas las habitaciones ya que la salida de humos supone un peligro.
  • Estancas: este tipo de caldera está dotada de una salida de aire concéntrico. La caldera estanca es mucho más segura y puede ser instalada en cualquier habitación.

Según el uso de la caldera sólo para calefacción o también para agua caliente tenemos la siguiente división.

  • Simples: sólo alimentan un circuito de calefacción.
  • Mixtas: vienen preparadas con dos circuitos, uno para calefacción y otro para agua caliente sanitaria.

Según la tecnología encontramos también diferentes divisiones:

  • Calderas con microacumulación: consiguen que el agua que sale de la caldera salga siempre caliente, evitando cambios bruscos de temperatura. Cuentan con un pequeño depósito de agua de unos cuantos litros que mantiene el agua siempre caliente.
  • Calderas con acumulación: son calderas convencionales a las cuales se ha acoplado un depósito de agua de unos 40 o 50 litros. Se trata de las calderas más adecuadas para viviendas con varios cuartos de baño en las que se necesita un flujo de caudal elevado en momentos concretos.
  • Calderas de baja emisión de NOx: la combustión a alta temperatura produce óxidos de nitrógeno altamente contaminantes. Estas calderas reducen la formación de los óxidos de nitrógeno en el proceso de combustión por lo que contaminan menos.
  • Calderas de condensación: este tipo de calderas aumenta su rendimiento gracias a la recuperación de calor de los gases de combustión. También reducen la contaminación atmosférico por lo que existen subvenciones para fomentar la instalación de este tipo de calderas.

En Alcasa Saturno somos distribuidores de Baxi y en Alcasa Castilla de Domusa, Vaillant, Saunier Duval y Fagor. 

¡Que no te pille el frío!, infórmate y elige la mejor caldera para tus necesidades.

Anuncios